sábado, abril 17, 2010

El árbol de la ciencia IV

-“Yo pienso que no fueron expulsados, al menos físicamente, Alex. Pienso que el
hecho de darse cuenta de su desnudez, de tomar plena conciencia de la realidad, de lo
que eran, hizo que el paraíso dejara de ser tal para ellos. Dicho paraíso estaba en sus
mentes. Sólo una ilusión, que se esfumó cuando se dieron cuenta de que eran solamente
humanos. No hubo ningún arcángel con espada llameante. Sólo hubo un traumático y
repentino contacto con la realidad. Creo que yo hubiera preferido al arcángel.”
-“Dime qué te propones.”
-“Alex, perdone que interrumpa la charla, pero estoy detectando intentos de
intrusión en la máquina de Singapur, si no para voy a cortar la comunicación en 15
segundos.”
-“Está bien, está bien.”, dijo Alex, haciendo un gesto a los demás para que dejaran
la máquina de Singapur. Tras algunos segundos de silencio, Najash volvió a hablar:
-“Así está mejor, gracias. Como iba diciendo, lo que voy a hacer, Alex, y usted será
testigo, es enseñarles a todos los habitantes del Paraíso actual, aquello que llamamos
Primer Mundo, que el lugar donde viven sus ingenuas vidas no es tan maravilloso como
ellos creen. Voy a hacer que se den cuenta de su desnudez frente a los demás”.
Alex intuyó rápidamente lo que se proponía.
-“¿Qué? ¿Vas a hacer públicos los datos? ¡No puedes hacer eso, la...la intimidad es
un derecho de las personas!”
-“¡Ese derecho es tan ilusorio como el Paraíso, Alex! Cuando la gente se encuentre
con la verdad de bruces, cuando sus datos más íntimos sean revelados a todo el mundo,
tomarán contacto con la realidad como supuestamente hicieron Adán y Eva, se darán
cuenta de que en el bonito paraíso en el que viven no lo es tanto, y eso les despertará de
su acomodado aletargamiento.”
-“¿Y qué realidad es la que quieres que vean?”, dijo Alex. Estaba empezando a
ponerse furioso, y eso no le beneficiaba en absoluto. Desde que Najash habló de sus
secretos sentía que empezaba a perder el control.

jueves, abril 15, 2010

El árbol de la ciencia III

-“Permíteme ser un poco escéptico. En primer lugar ¿cómo ibas a conseguir
almacenamiento para 846 terabytes de datos tan comprometedores sin que nadie se
enterase?”
-“Mi incrédulo profeta, le aseguro que el almacenamiento no ha sido problema. El
mundo es muy grande y los Grandes Hermanos no abarcan todo el planeta.”
-“Sigo sin creerlo, Najash, el gasto computacional para procesar tal cantidad de
información debe ser enorme.”
-“No si se programa con cuidado. He tardado 4 años en desarrollar el sistema
deductivo adecuado. Después de eso han bastado 11 meses de computación para obtener
una suculenta lista de deducciones. La base de datos cuyo robo está investigando, por si
le interesa saberlo, ha alimentado durante 23 días la última etapa de mi algoritmo.”
-“Suponiendo que te crea ¿qué tipo de información has obtenido con tu programa?
¿Un historial completo de repostaje de vehículos?”
-“Mucho más que eso, Alex. Razonando con cuidado pueden deducirse
conclusiones que aparentemente no tienen nada que ver con los datos iniciales. Y no
quiero decir que los datos iniciales no sean interesantes. Le encantaría ver las tablas que
he conseguido de las compañías de telefonía móvil, Alex. Ficheros gigantescos con
datos sobre la localización geográfica continua de todos sus abonados, gracias a las
conexiones de sus terminales móviles a las antenas de repetición. Todas las compañías
en las que he entrado guardan un completo historial de movimientos de cada uno de sus
ingenuos clientes, y la gente piensa que tiene más libertad gracias al móvil. Irónico,
¿no?”

miércoles, abril 14, 2010

El árbol de la ciencia II

-“¿Árbol de la Ciencia? Otro término bíblico, y con tu nick deben ser tres, porque
Najash significa serpiente en hebreo ¿no?”
-“Muy eficiente, aprecio mucho su velocidad y la de sus compañeros que le
proporcionan toda la información que puedan obtener sobre mí.”
-“Gracias por el cumplido, pero centrémonos en lo que has venido a contarnos,
¿vale?”
-“Está bien. Empecemos por el principio, esta no es la primera base de datos que he
robado, aunque sí la última, por ahora.”
-“Sí, claro.”, dijo Alex, dejando escapar una suave risa.
-“Le noto un poco escéptico, agente. Usted, como encargado de la investigación del
robo en esa entidad bancaria, habrá visto los indicios que han delatado mi paso por el
sistema. ¿No le han llamado un poco la atención? Usted tiene experiencia en este tipo de
cosas ¿No ha notado nada extraño?”
Sí que había notado algo extraño, reconoció Alex. Los rastros que dejan los piratas
suelen ser bastante sutiles, sobre todo para atreverse a robar nada menos que en los
ordenadores centrales de un banco. Hay que ser muy cuidadoso, pero los rastros que
había dejado eran absurdamente obvios comparados con el nivel necesario para poder
acceder a ese nivel de seguridad. Parece que hubiera hecho saltar las alarmas
voluntariamente una vez perpetrado el robo.

martes, abril 13, 2010

El árbol de la ciencia I

Hola a Todos. Acabo de reencontrar un relato que me gustó mucho cuando lo leí, y que me da muchas buenas ideas, jaja. Lo voy a postear poco a poco, porque es algo extenso. Ojalá les guste, pues además de ser interesante, trae ina idea bastante fuerte detrás, muy ad hoc a lo que estamos viviendo con lo de los celulares y su registro. Un abrazo.

EL ÁRBOL DE LA CIENCIA
David Gutiérrez Rubio
(CC) Con licencia Creative Commons


Faltaba poco menos de un minuto para las 20:00 de la noche, hora española. Alex Vallejo, del Departamento de Delitos Informáticos, esperaba impaciente delante del ordenador, conectado a un servidor público de chat usando el nombre de Nabi.

Él y sus compañeros guardaban silencio, frente a sus respectivos terminales, concentrándose para l o que tendrían que hacer a partir de ahora.

Por fin, el reloj del ordenador sincronizado con la hora mundial marcó las 20:00. Quince segundos después, en su ordenador apareció una invitación para un chat privado, de un usuario llamado Najash. Alex intercambió una mirada con Javier para indicarle que estuviera preparado.

Javier era compañero suyo en la sección de Delitos Informáticos desde hace 4 años, y era bastante eficiente en todo lo relacionado con la caza de delincuentes informáticos.

Alex pulsó el botón para aceptar la invitación. Inmediatamente apareció una ventana de charla con Najash y Nabi como únicos usuarios.

-“Buenas noches, Nabi”, se escuchó a través de los altavoces del ordenador, con una voz distorsionada.

-“¿Con quién hablo, por favor”, dijo Alex, mientras hacía la señal a Javier para que averiguara desde qué

ordenador se estaba conectando.

-“¿No sabe leer, agente?”

-“Su nombre real, por favor.”

-“Con el apodo que utilizo tiene suficiente. Si estamos hablando veo que han recibido el e-mail que les

mandé.”

Alex miró a una versión impresa del correo. Contenía detalles del robo de una base de datos de una

entidad bancaria que nadie, aparte del ladrón, podía saber. También contenía instrucciones específicas

junto con un nombre de usuario –Nabi– y una contraseña para conectarse al servidor de chat público

que estaban utilizando.

-“Alex, el cabrón se conecta desde una máquina en Singapur.”, dijo Javier, desconectando momentáneamente el micrófono para que Najash no pudiera escucharle.

-“Bien, intenta acceder a esa máquina. Ya conoces el procedimiento.” -“¿Realizaste tú ese robo del que hablabas en tu e-mail?”, dijo Alex, volviendo a conectar el micrófono.

-“Sí, agente, aunque, mucho me temo, no soy el típico pirata que establecería una conexión con la policía sólo para pavonearse de sus fechorías.”

Se le vino a la cabeza la cantidad de piratas que habían contactado con él para presumir de sus hazañas. Un fallo causado por el orgullo y la prepotencia de muchos de ellos, y que había propiciado la captura de algunos.

-“Cuénteme, ¿qué es lo que quiere entonces, prevenirnos de otro robo que piensa hacer?”, dijo Alex.

-“Primero hablemos de la seguridad de esta conversación, supongo que a estas alturas deben saber que me conecto desde una máquina en Singapur.

Dicha máquina está controlada por mí, aunque su usuario no sabe que la estoy usando para camuflar mi remite. Para llegar hasta ustedes paso por un laberinto cúbico formado por 216 máquinas pirateadas y que ejecutan un sistema antidetección con distintas técnicas cada una. Sólo hay un camino correcto para atravesar dicho laberinto, y el equivocarse en un solo paso acarrea la detección inmediata. Por supuesto, todas estas necesarias medidas hacen que la velocidad en recibir mi voz y yo la suya sufra un retraso, como podrá apreciar, pequeño, pero molesto e inevitable.

Si quiere averiguar mi procedencia, hágalo, pero con mucho cuidado, ya que al más mínimo síntoma de intrusión los sistemas saltarán, la conexión se perderá, los discos duros de todos esos ordenadores se borrarán de manera definitiva, y usted se quedará sin saber la bonita historia que voy a contarle.”

-“Está bien, sigue hablando”, dijo Alex, obviando la advertencia.

-“Le he elegido a usted como testigo de lo próximo que va a suceder.”

-“Comprendo, por eso el nombre de Nabi, que es profeta en hebreo. ¿Tan importante es lo que planeas hacer que le das proporciones bíblicas?” dijo, mientras uno de sus compañeros le pasaba una nota.

-“Veo que ha hecho sus deberes, agente, aunque creo que no comprende la magnitud de lo sucedido, dígame, esa sucursal bancaria del caso que usted lleva, ¿le han dicho exactamente lo que les he robado? Sí que había notado algo extraño, reconoció Alex.

-“Una base de datos gigantesca sobre sus clientes, datos de operaciones realizadas de varios millones de personas físicas y jurídicas, 18.7 terabytes de datos.”

-“Es algo más que una simple base de datos, agente, es la última pieza que me faltaba para construir mi pequeño puzzle, el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal.”


CONTINUARÁ...


jueves, abril 08, 2010

Supuesto eslogan censurado por la Jornada




















El Monero Hernández comentó en twitter:

"Ayer (24 DE MARZO) circuló como un tuit. Se convirtió en cartón y en La Jornada les pareció muy fuerte para publicarlo: http://tinyurl.com/yaxarhv

"A los que me preguntan si pueden rolar el cartón, por supuesto, para eso es, para difundirlo lo más que se pueda

"Yo hago mi trabajo que son los cartones y el diario hace el suyo que es aplicar un criterio editorial. No hay razones oscuras.

... de registros y mentiras

Hola a todos.
Hace falta ya una reunión, ¿que no? Pero tendrá que ser hasta dentro de 20 días, pues este domingo esta muy próximo y el que sigue es lo del círculo de lectura.

Pero bueno, mientras quería hablar de algo que ya se nos viene encima. Resulta que la Cofetel es uno de los tentáculos del gobierno que se está haciendo cargo del registro de líneas celulares. Al entrar a la página www.cofetel.gob.mx, se ve un contador que va mostrando el supuesto numero de personas que han registrado sus líneas, y se ve como aumenta ese numero de manera muy activa.



Pues parecía broma cuando algún pelado dijo que ese contador cambiaba con el simple transcurrir del tiempo. Y con esto uno de los integrantes del Ajatollah's Project se dio a la tarea de verificar tal acusación.

He aquí el código fuente que tomó directamente de la página de la Cofetel, en donde se puede observar que el contador efectivamente aumenta en función de tiempo.

if((days==0)&&(hours==0)&&(minutes==0)) {
if (seconds < 10)
countdownString += "0"+seconds+" ";
else
countdownString += seconds+" ";
if(seconds>1||seconds==0) {
countdownString += " ";
}
}else {
// countdownString += seconds+" ";
usuarios+= 1;
aux = 3 - days;
diasextras = 200000;
horasextras = Math.round(diasextras/24);
minutosextras = Math.round(horasextras/60);

auxhora = horasextras*horaac;
aux2 = aux * diasextras;
auxmin = minutosextras*minutosac;
valormiles = (usuarios+aux2+auxhora+auxmin)+"";
valormiles = valormiles.substr(0,2)+","+valormiles.substr(2,3)+","+valormiles.substr(5,3);
countdownString += "

Números registrados:
" + valormiles + "
";
countdownString += "
Porcentaje del
total:
" +
Math.round((usuarios+aux2+auxhora+auxmin)/83500000*100,2) +
"%

";
}


A lo mejor no se entiende mucho, pero por ahí se ve la linea donde dice valormiles, y esta en función de los días, horas y minutos. ¿¿??

Esto es un vil fraude. Es una mentira que dicen para que la gente se sienta acorralada. Entonces, si en dos días se termina el plazo, y es mentira que solo se han registrado la mitad de las líneas... ¿que va a pasar?
Lo más seguro es que den un plazo tras otro, pero si la cosa se pone interesante, congelan las líneas no registradas. Eso quisiera verlo.

¿Serán capaces de cortar las cadenas que con tanto trabajo han puesto en cada uno de nosotros? Lo dudo.
Mientras, basta esperar un par de días para esto, y un tiempo mucho más grande para ver en que acaba aquello de la guerra contra los monopolios, que por si se acaban de enterar, nuestros queridos vecinos del norte, tan desinteresados y altruistas como siempre, se acaban de dar cuanta que Telmex es un monopolio y que debería bajar sus tarifas y no acaparar todo el mercado explotando a sus trabajadores y aprovechándose de los consumidores. Y ante tal acusación, el Fecalín decidió amonestar a las empresas que monopolizan servicios y productos en este país.
Disculparán mi incredulidad, pero también dudo que pase algo significativo. Ojalá me equivoque.

Un abrazo, y sigamos con esto, que hace falta mucho trabajo para reanimarlo.