jueves, marzo 17, 2011

... de los reactores nucleares de Japón


Mucho está sonando acerca del terremoto en Japón y de las consecuencias que dejó. Entre ellas, la más imponente es lo que está pasando con los reactores nucleares. Precisamente tanto se ha dicho, que la mayoría de las cosas están erradas. Por eso es que me interesa compartir un artículo que habla sobre esto y lo explica de una manera muy divulgativa. El artículo es de un blog que se llama Ciencia Kankija, que habla de muchas cosas de ciencia y explicadas muy bien, por si les interesa darse una vuelta. En particular este artículo puede llegar a ser medio pesado, pero por tal motivo es que lo voy a poner en varias partes, para que sea más digerible. Claro que si lo quieren leer de un solo golpe, pues ahí está el link. Un abrazo a todos.



Por que no estoy preocupado por los reactores nucleares de Japón.


Estoy escribiendo este texto (12 de marzo) para calmarte respecto a algunas ideas sobre los problemas de Japón, es decir, la seguridad de los reactores nucleares de Japón. Primero que todo, la situación es seria, pero está bajo control. ¡Y este texto es largo! Pero sabrás más sobre plantas de energía nuclear tras leerlo que todos los periodistas del planeta juntos. No habrá ni hubo ninguna liberación significativa de radiactividad. Núcleo del reactor de Fukushima Por “significativa” quiero decir un nivel de radiación mayor de lo que recibirías en – digamos – un vuelo de larga distancia, o al beber un vaso de cerveza que procede de ciertas áreas con altos niveles de radiación natural de fondo. He estado leyendo cada publicación de noticias sobre el incidente desde el terremoto. No ha habido ni un solo informe (¡!) que fuese preciso y estuviese libre de errores (y parte del problema es también una debilidad en la crisis japonesa de comunicación). Por “no libres de errores” no me refiero al periodismo tendencioso antinuclear – que es algo bastante normal en estos días. Por “no libre de errores” me refiero a graves errores respecto a la física y las leyes naturales, así como a una amplia malinterpretación de los hechos, debido a una obvia carencia de comprensión básica y fundamental de cómo se construyen y manejan los reactores nucleares. He leído un informe de tres páginas de la CNN en la que cada párrafo contenía un error. Vamos a cubrir algunos fundamentos, antes de entrar en qué está pasando. Construcción de las plantas de energía nuclear de Fukushima Las plantas de Fukushima son conocidas como Reactores de Agua en Ebullición (Boiling Water Reactors), o BWR para abreviar. Los Reactores de Agua en Ebullición son similares a una olla a presión. El combustible nuclear calienta el agua, el agua hierve y crea vapor, el vapor entonces mueve las turbinas que crean la electricidad, y el vapor se enfría y se condensa para volver a ser agua, y se envía el agua a que se caliente de nuevo por parte del combustible nuclear. La olla a presión funciona aproximadamente a 250º C. El combustible nuclear es óxido de uranio. El óxido de uranio es una cerámica con un punto de fusión muy alto, de aproximadamente 3000º C. El combustible se fabrica en pequeñas bolas (piensa en pequeños cilindros del tamaño de piezas de Lego). Esas piezas se colocan en un largo tubo hecho de Zircaloy con un punto de fusión de 2200º C, y selladas a conciencia. Este ensamblaje se conoce como barra de combustible. Estas barras de combustible se unen para formar grandes paquetes, y un número de estos paquetes se colocan en el reactor. A todos estos paquetes unidos es a lo que nos referimos como “el núcleo”. La envoltura de Zircaloy es la primera contención. Separa el combustible radiactivo del resto del mundo. El núcleo se coloca entonces en las “vasijas de presión”. Ésta es la olla a presión de la que hablábamos antes. Las vasijas de presión son la segunda barrera de contención. Es una sólida pieza de una olla, diseñada para contener con seguridad el núcleo hasta temperaturas de varios cientos de grados C. Esto cubre los escenarios donde puede restablecerse en algún punto el enfriamiento. Todo el “material” del reactor nuclear – las vasijas de presión y todas las tuberías, bombas, reservas de refrigerante (agua), son encapsuladas en una tercera barrera de contención. El tercer confinamiento es una burbuja sellada herméticamente (al vacío) muy gruesa, del acero y hormigón más fuerte. El tercer confinamiento está diseñado, construido y probado para un único propósito: Contener, indefinidamente, una fusión completa del núcleo. Para tal propósito, se coloca una gran y gruesa cuenca de hormigón bajo las vasijas de presión (el segundo confinamiento), todo dentro del tercer contenedor. Esto es lo que se conoce como “receptor del núcleo”. Si el núcleo se funde y las vasijas de presión estallan (y finalmente se funden), recibirá el combustible fundido y todo lo demás. Normalmente se construye de tal forma que el combustible nuclear se disperse, para que pueda enfriarse. Este tercer contenedor está rodeador por el edificio del reactor. El edificio del reactor es una cobertura externa pensada para mantener el clima, pero no para invitados.

(Continuará)

martes, marzo 15, 2011

Del libro...

¡Hola a todos! Bueno pues ando acá de rapidín para contarles que hoy me di la vuelta a la facutlad de Economía y en la librería de ahí está nuestra lectura nada más y nada menos que por tan sólo 84 pesitos jaja. Así que pueden comprarlo o podemos organizar una comisión que se encargue de comprar unos cuantos. Yo hasta me propongo si quieren que vaya por ellos.
¡Cuídense harto y hasta la próxima!